martes, junio 14, 2005

¿Quién gana más con el sistema mixto o blended learning?

Yo me pregunto: ¿quien se beneficia con un sistema que combina lo mejor de la enseñanza a distancia y lo mejor de la enseñanza presencial, los docentes, los alumnos o la institución, o nadie?

36 comentarios:

graciela inés dijo...

Ganan todos!!
Los alumnos, porque cobran mayor protagonismo interactuando, colaborando, seleccionando y presentando nueva información de manera más flexible tanto sicrónica como asincrónicamente.
Los docentes, porque renuevan y recrean sus prácticas educativas desde una nueva manera de enseñar y de aprender.
La institución, porque con la aplicación de un sistema combinado tiene que plantearse un rediseño del proyecto curricular, ofreciendo una mejor oferta educativa.

Norma dijo...

¿Verán las instituciones al hecho de replantear diseños curriculares como un beneficio o como una carga?

ecoquet dijo...

es muy probable que muchas lo sientan como una carga tal vez porque no están convencidas o porque hacen cálculos y "no les dan los números", en mi opinión la educación se mueve inexorablemente a un sistema blended, simplemente porque la gente va incorporando en su vida cotidiana a las nuevas tecnologías, recuerdo que hace unos cuantos años no nos dejaban usar calculadoras en clase, creo que las instituciones que no cambien van a perder el tren.

ecoquet dijo...

.....también es posible que los alumnos se resistan a una modalidad que implica mucho más trabajo y compromiso, algunos pueden preferir que les den todo servido, leer un poquito y aprobar un examen aunque ello no incluya aprendizaje.

Lina Dimier dijo...

Si pensamos que el b-learning integra internet y la educación presencial, flexibilizando la forma de aprender y enseñar, se benefician todos!!!!!:
* los docentes, tienen el desafío de recrear, reinventar las metodologías que utilizan usando las NTIC's, además de haber encontrado una nueva forma de resolver problemas operativos como clases muy numerosas o distribución del material.
* las instituciones tienen la posibilidad de mejorar y ampliar su oferta educativa.
* los alumnos acceden a aprendizaje, información e interacción de la que antes no disponían.

lina dimier dijo...

¿Verán las instituciones al hecho de replantear diseños curriculares como un beneficio o como una carga?

Creo que algunas instituciones pueden verlo como una carga, pero muchas lo verán como un beneficio. Esa diferencia ya existe en lo presencial, hay instituciones muy reconocidas por su proyecto curricular, y otras no tanto.

claudia djenderedjian dijo...

Yo creo que si la modalidad funciona porque se logran los objetivos de la capacitación/aprendizaje propuestos, todos ganan, incluso la comunidad en general...

susanacarnevali dijo...

Con respecto a la pregunta de Norma sobre las instituciones, opino que muchas por motivos estratégicos están decididas a replantearse este tipo de modalidad. Sin embargo necesitan trasladar esta situación en forma de motivación hacia los docentes y alumnos que van a participar en ella. Tal como dice Eduardo un punto muy importante es ¡lograr el compromiso de todos!
Susana

Ruth dijo...

Ganar ganan todos, fundamentalmente los alumnos quienes tienen más de una vía de acercamiento al conocimiento, a los docentes y reducen gradualmente las resistencias al aprendizaje exclusivamente a distancia. A los docentes también les ayuda a no abandonar tan abruptamente su rol tradicional, permitiéndoles una adaptación gradual a los nuevos requerimientos. Por otra parte, tienen mayor control de los aprendizajes. En cuanto a los contenidos, es interesante poder discriminar aquellos que se prestan más para modalidades e, de aquellos que requieren de la presencia de los alumnos (por ejemplo, aquellos que requieren de la incoporación de habilidades interpersonales o prácticas). Las instituciones se benefician por la calidad de su oferta educativa, aunque desde un punto de vista económico requiera de mayor inversión en tecnología y en honorarios docentes.

Elida Saidler dijo...

En la incorporación de nuevas formas de interacción alumno-docente, en la posibilidad de investigación sobre los temas en estudio, en la apertura a un mundo que está tan geográfica y socialmente lejano y a la vez tan tangible a través de la tecnología, no tengo duda que la incorporación del componente de e learning a la enseñanza presencial implica ganancia para todos.
Sin duda para los alumnos. Pero y los docentes? Se me ocurre que para quienes deben capacitarse puede resultar una carga inicialmente. Pero después pienso en la posibilidad de difundir material didáctico propio, links con páginas de interés para el estudio de los alumnos, incorporación de foros de discusión, creación de una página donde se vuelque el material de consulta...creo que a la larga el trabajo docente se beneficia. Por supuesto que lo que más cuesta es el cambio de mentalidad pero recordemos que los primeros automóviles eran considerados "máquinas infernales", y perdón por la metáfora.
Por otra parte las instituciones se verán obligadas a actualizarse, en parte como forma de mantenerse en pié. Acaso hoy en día los alumnos o sus padres si son menores, no prefieren aquellas instituciones que ofrecen programas más completos o métodos más renovados de enseñanza"?
Otra ventaja que se me ocurre es la posibilidad también mayor de interacción entre docentes-institución y los padres ( en los nivels inicial y medio a través del mail, del chat o de blogs. ( sobre todo en esta sociedad donde cada vez hay menos tiempo para el acercamiento padres-intitución-docente). Dejo esta reflexión para mis compañeras/os que están en el tema.

silvia zorz dijo...

Creo que las instituciones y los alumnos se pueden beneficiar si la enseñanza es de calidad y variada. Actualmente,- la UBA ofrece clases semi-presenciales en muchas de las cátedras. Debido al gran número de alumnos existe un problema de capacidad en las instalaciones. Con la aplicación de esta modalidad, los alumnos pueden completar los temas incluidos en los programas a pesar de la reducción de horas presenciales por materia.

graciela inés dijo...

El replanteo del diseño curricular exige para la Institución un trabajo de estudio y reflexión que lleva tiempo, esfuerzo y el compromiso de todos.
No habrá titubeos en emprender este proceso si la dirección parte del convencimiento acerca de los beneficios que aporta este cambio , y motivará al personal hacia una adhesión. Pero, si los directivos son los primeros en ofrecer resistencia, indudablemente se asumirá el replanteo de los diseños curriculares como una verdadera carga institucional.-

silvinaruiz dijo...

Como ya muchos han expresado, entiendo que todos ganan. Los alumnos porque aprovechan lo mejor de cada modalidad y metodología, la integración de distintos estilos de aprendizaje y dan lugar a la adquisición de nuevas competencias y habilidades. Los docentes porque tendrán más herramientas para buscar alcanzar los objetivos propuestos. Deberán reflexionar sobre sus propias prácticas para poder aplicar sus experiencias y conocimientos en este nuevo entorno. Esto dará como resultado un diseño más integrado y combina lo mejor de las dos modalidades, la clase presencial y la educación virtual. Las instituciones ganarán en la medida en que emprendan una conversión. Dependerá del interés y visión estratégica que posean.

Lorena Basso dijo...

También considero que todos ganan en la medida en que exista un compromiso real y un fuerte convencimiento en el "aprendizaje combinado"; en la posibilidad de rescatar lo mejor de la modalidad presencial y la virtual y adapatarlo a las necesidades puntuales de esa institución, sus alumnos y docentes.
En una de las opiniones se planteaba que lo importante no es en sí mismo el b-learning o el e-learning sino el "learning", la concepción de aprendizaje que se posee que va a influenciar en la forma que adopten las estrategias educativas que se lleven a cabo en cada proyecto educativo.

Elbio Costa dijo...

En este aspecto coincido con otros comentarios, todos pueden ganar: docentes, alumnos, institución y la sociedad toda. El "b-learning puede ser muy útil porque permite rescatar lo mejor de la modalidad presencial y la virtual.
Seguramente, habrá diferentes momentos: para sembrar, para regar y para cosechar.
Los alumnos se enfrentarán a metodologías activas y deberán adaptarse a ellas, los docentes deberán cambiar sus estrategias, su estilo y sus viejos apuntes y la institución deberá invertir...Pero el futuro es prometedor en la medida en que exista un compromiso real y un fuerte convencimiento de todos.

Miriam Sabbatini dijo...

Todos pueden ganar, especialmente los alumnos, ya que tendrán la oportunidad de aprovechar lo mejor de lo presencial y virtual. Esto no quita que, el adoptar el b-learning, implique un mayor esfuerzo por parte de todos los involucrados -es más fácil recibir todo servido en una clase presencial- pero evidentemente los resultados serán más ricos.

Ana María Rossi dijo...

TODOS.
Pero a veces es difícil hacerlo entender en una Institución Educativa de Nivel Superior, o más bien es difícil hacer que se tomen decisiones con cierta premura. De todos modos existen estrategias para “convencer” o para apurar y una que da buen resultado es dedicarse a hacer sin esperar la decisión formal de la Institución.
Y sí, Norma, lo suelen ver como una carga y cuando ya no se puede mirar para otro lado, reconocen que perdieron lastimosamente el tiempo.
También es cierto que los alumnos se resisten, pero a veces es porque no tienen acceso a la tecnología.
Respecto de los docentes, creo que se nos presentan algunos problemitas, pero todos superables si se piensa en los logros futuros.

Ana María Rossi dijo...

TODOS.
Pero a veces es difícil hacerlo entender en una Institución Educativa de Nivel Superior, o más bien es difícil hacer que se tomen decisiones con cierta premura. De todos modos existen estrategias para “convencer” o para apurar y una que da buen resultado es dedicarse a hacer sin esperar la decisión formal de la Institución.
Y sí, Norma, lo suelen ver como una carga y cuando ya no se puede mirar para otro lado, reconocen que perdieron lastimosamente el tiempo.
También es cierto que los alumnos se resisten, pero a veces es porque no tienen acceso a la tecnología.
Respecto de los docentes, creo que se nos presentan algunos problemitas, pero todos superables si se piensa en los logros futuros.

Mónica Maceratesi dijo...

Todos ganan. Lo difícil, en cualquier ámbito, es lograr que las personas cambien, y en el sistema mixto esto es fundamental porque exige un mayor compromiso de los protagonistas.

Cristina García Escardó dijo...

No es muy original lo mío, pero coincido en que ganan todos.....siempre que se trate de personas (e instituciones)progresistas, que no se resisten al cambio, jóvenes de espíritu, conscientes del "cambio global" que nos envuelve y nos lleva en una dirección imposible de modificar.
Conozco muchos colegas para quienes la informática y la internet están fuera de sus vidas otras que no pueden evitarlo, pero preferirían poder mantenerse al margen de los cambios. Y algunas instituciones también se resisten a ese cambio, un poco por las autoridades otro poco por la cultura organizacional en su conjunto.
De todos modos, aunque creo que ganan todos por la suma de herramientas, la posibilidad de otra forma de interactuar y por la posibilidad de sustituír la presencialidad cuando las circunstancias lo requieren, considero que debe ser administrado con profesionalismo, cautela y criterio, para no caer en la vanalización de la educación. Personalmente sigo prefiriendo leer un libro que haya comprado en la librería, que pueda tocar, subrayar y guardar. Y creo también que la educación (especialmente la superior) requiere el estudio a partir de los mejores libros, de variados autores, y no simplemente el material elaborado por un contenidista (aunque sea el mejor)que brindará una visión limitada de la materia. Además, claro, del contacto personal con profesionales de la carrera, tan enriquecedor para el estudiante.
En síntesis, creo que el ideal es el "blend" entendido como una combinación de herramientas de ambos sistemas, presencial y a distancia.

Ma. Magdalena dijo...

Estimo que se benefician TODOS ya que por su propia definición como un sistema ecléctico (como síntesis de lo mejor de dos elementos,es decir ...que reune las virtudes de ambos sistemas o modalidades, en este caso) resulta beneficioso y mejor para todos.

¿Verán las instituciones al hecho de replantear diseños curriculares como un beneficio o como una carga?

Algunas instituciones pueden verlo como una carga, pero muchas lo ven como un beneficio, incluso resulta estratégico para intituciones como las Universidades incorporar en principio modalidades mixtas, para minimizar el efecto de "rechazo" al cambio que pueden sugerir estas innovaciones o bien para minimizar los miedos y angustias. Resulta estratégico en universidades tradicionalistas incorporar proyectos de e-learning, primeramente con sistemas mixtos para que paulatinamente se produzca el compormido de toda la comunidad educativa sin generar resistencias significativas.

Griselda dijo...

No tendría sentido ninguna forma de enseñanza si los primeros beneficiarios no fueran los alumnos. Estoy convencida de que un plan bien pensado de b-learning puede ser muy beneficioso para ellos. En cuanto a los docentes y las instituciones, depende de las personas por las que estén formadas. En educación, la puja entre lo novedoso y lo tradicional es un tema de todos los días, en diversos niveles; la escuela, por su propia índole, tiende a ser conservadora, pero depende mucho de directivos y docentes la introducción de los cambios -que por otra parte nunca pueden ser demasiado radicales.

Erik Salazar dijo...

Inicialmente las instituciones pueden ver el rediseño de la currícula como una carga, especialemnte desde el punto de vista "no nos dan los números" pero deben tener en claro que puede ser una inversión a largo plazo.... De más está decir que si los alumnos terminan satisfechos (con un sistema de este tipo de seguro lo estarán), recomendarán el curso a otros y mucha gente querrá hacerlo. Allí comenzarán a "cerrar los números", no?

Susana Gesualdo dijo...

Los beneficios serán generales, si tenemos acceso a tecnología punta,
con un diseño adecuado, si disponemos de unos equipos docentes, directivos y diseñadores bien capacitados; si todo eso es así, los beneficios estarán garantizados. Aunque de nada sirve todo esto si los contenidos propios del curso o materia no son de calidad.

Andrea Gastaldi dijo...

La verdad que creo que todos se benefician con el sistema mixto y también creo que es inevitable que en no mucho tiempo sea este el sistema mas usado, el mas conveniente, sobre todo por lo portable, lo accesible, pensemos en viajar y no perder clases!!! Es maravilloso, mas teniendo en cuenta que la tecnología nos invade. Debo confesar que me parece fabuloso. Hay que aportar y luchar para lograr que sea mas masivo, que muchas mas gente pueda acceder.

veronica zonteponte dijo...

Pienso que la la modalidad: blended-learning sería la solución para situaciones como las que se dan en escuelas rurales. Los alumnos cursan desde nivel inicial hasta 9° año. Los últimos 3 años están a cargo de profesores itinerantes(=trabajan con 10 escuelas; cada profe visita 4 escuelas por semana, y el maestro tutor(=en muchas escuelas "ausente, pedagógicamente hablando". Por lo general, el profesor visita el colegio, sólo 1 a dos veces por mes evacuando dudas tanto del maestro como de los alumnos. Esta modalidad sería la adecuada, ya que los alumnos, además de poder acceder al material, realizar actividades que serían corregidas en poco tiempo,tener clases online, podrían comunicarse con pares de otros colegios(algunas escuelas sólo tienen un alumno o dos en 3°ciclo),y por último, tendrían un espacio virtual donde comunicarse (mediante foro;etc)con el profesor sin tener que esperar hasta el siguiente encuentro.

Beatriz Aquino dijo...

Creo que el "ganan todos" es una expresión de deseo. No puede medirse quién gana más o menos, eso puede comprobarse en tanto se ponga en práctica el sistema en las instituciones educativas. Todo depende del interés, la predisposición, el deseo de renovarse y aprender constantemente y sobre todo la actitud que se tenga ante el cambio.
Las instituciones no existen sin las personas y muchas de ellas resisten a los cambios porque todo cambio implica esfuerzo y aprendizaje. Para muchos replantear los diseños curriculares y la metodología de trabajo significa un esfuerzo que no están dispuestos a realizar, por ende habrá quienes ganen y quienes pierdan de acuerdo al paradigma en el que se posicionen.

Anónimo dijo...

Equipo 3 (Margarita, Jaime, Marcello).

Muchas participaciones coinciden y nosotros tambièn lo haremos...

Cada una de las partes puede verse beneficiada, por lo que dirìamos que lo que sale ganando es el aprendizaje en si mismo.

Por otro lado cada una de las partes tiene tareas concisas en este proceso y aquí la inercia puede ser un elemento muy fuerte a vencer.

Si bien los beneficios son muchos para todos, también lo son los compromisos.

Coincidimos con la idea de los diferenes tiempos: para sembrar, para regar y para cosechar.

Patricia Verdes dijo...

En un sistema mixto, todos los actores involucrados se deberían beneficiar por tratarse de un proceso de aprendizaje colaborativo.
Sin embargo, dependerá de una adecuada implementación, basada en el apoyo y compromiso institucional.

Belen dijo...

Creo que los que mas se benefician son los docentes y los alumnos. Al ser esta metodologia de tipo colaborativo, todos pueden aprender interactuando de un modo diferente, incluso innovativo, al menos en nuestro contexto. El alumno puede ir menos horas a clase, o nada, y realizar las actividades propuestas virtualmente en los tiempos que le resulte mas cómodos. Los docentes tambien se benefician en cuanto al propio manejo del tiempo, aunque esto le requiere estar muchas horas frente a la computadora. El estar separados por la distancia fisica no significa que no hay comunicacion y afecto, mediante esta metodologia creo que se puede llegar a conocer mas a cada alumno y hacer un seguimiento mas personalizado de sus logros y debilidades mas, inclusive de cuestiones personales de los mismos.

Natacha dijo...

Coincido con Graciela Inés en que ganan todos, pero también creo que le conviene a la institución desde el punto de vista económico, ya que el mantenimiento de los recursos físicos y/o edilicios no es el mismo. Además de poder ampliar su oferta académica.

Marcela y Ricardo dijo...

Pensar que beneficia a todos es casi ideal, nosotros consideramos que los mas beneficiados son los alumnos, debido a que tienen flexibilidad horaria, les permite trabajar y estudiar al mismo tiempo, el uso de las TIC hace las clases mas dinámicas, ágiles, hay mas interacción entre ellos, el material de estudio y las actividades a realizar se encuentran agrupados en una página web, pueden lograr un aprendizaje mas colaborativo, pueden investigar, discutir, hacer preguntas. Esta participación queda registrada facilitando la evaluación continua, actividad que sería difícil de realizar en grupos numerosos de alumnos.
También la institución se beneficia, ya que tendrá Docentes y alumnos mas actualizados en nuevas tecnologías. Aumentaría notablemente la matriculas de alumnos que normalmente no pueden acceder al estudio de una carrera por tener limitada la disponibilidad horaria o imposibilidad de trasladarse al centro de estudio.
Para los docentes es un beneficio en cuanto a la disponibilidad horaria, pero también debemos tener en cuanta que debe mantenerse permanentemente actualizados, capacitarse en el uso de las TIC, tarea de la que muchos pueden no estar de acuerdo. Si bien tienen disponibilidad horaria les lleva mas tiempo la actualización de la pagina, colocar el material, efectuar la evaluación de la participación de los alumnos en los foros, etc.

G5: Marcela Inés y Ricardo Rubén

LORETTO dijo...

Pienso que todos ganan, los alumnos desarrollan habilidades de pensamiento, logran realizar trabajos cooperativos, autoregularse, autonomía en sus procesos de aprendizaje, descubren y aprenden nuevas estrategias. Los docentes nos replanteamos aspectos que creíamos superados o aprendidos, generamos mayor conciencia del proceso y de las estrategias de enseñanza, al realizar el análisis de los contenidos para ser entregados a través de la modalidad semipresencial debemos contemplar no sólo la metodología de enseñanza sino el procedimiento que deberá realizar el alumno para aprender. Creo que las instituciones debieran orientar este cambio, entregando las bases para promoverlo a través de la docencia.

Silvia Karina dijo...

Coincido con las opiniones que afirman que ganan todos! Ya que, los docentes tienen la oportunidad de integrar nuevos recursos a sus prácticas educativas diarias y así promover una mejor motivación; además este sistema permite que los docentes se mantengan actualizados en ambas prácticas (presenciales en el aula y on-line). Con respecto a los alumnos, podemos decir que estos encuentran nuevas herramientas y metodologías de estudio que atienden a sus diferentes estilos de aprendizaje. Y en lo que respecta a la institución, este sistema ofrece la posibilidad de que la institución mejore su oferta educativa y mejore el profesionalismo docente.

Sonia y Julieta dijo...

Consideramos que la Intitución al principio lo puede visualizar como una carga, hasta tanto no descubra las ventajas de este sistema, pero en definitiva todos se verían beneficiados, considerando que cada propuesta didáctica tenga fundamentos solidos en relación a los procesos de enseñanza aprendizaje.

Ma. Clara dijo...

Conincido con al mayoría en que ganan todos, pero principalmente los alumnos. Dada la desigual distribución de la infraestructura tecnológica y la escasa capacitación para los medios que caracterizan a nuestros países subdesarrollados, esta solución es la más adecuada, pues se intenta preparar al alumno para tener el control de su proceso de aprendizaje con el apoyo de los medios, pero se le propociona la asesoría presencial que requiera. Creo que la transición al e-learning será gradual y aún no estamos preparados ni tecnológica ni pedagógicamente para dejarle al alumno adulto el control total de los procesos sin haberle proporcionado con anterioridad una capacitación eficiente y oportuna.